BoconeS Puppets

▶ Cómo hacer 🎭 ¡tu propio guión de teatro con títeres!

¡Buenas BoconeS y BoconaS!

Espero que estéis bien, a pesar del frío y la nieve que nos ha traído esta inesperada tormenta, volvemos a la normalidad, y nos toca ir al cole para aprender muchas cositas. ¡Recordad vestir guantes, gorro y abrigo para no congelaros!

En el artículo de esta semana, me gustaría proponeros algo distinto, ya que tenemos un artículo enfocado a las grandes ventajas que los títeres ofrecen a la hora de desarrollar la educación de los más pequeños, y especialmente en niños con diversidad funcional, he pensado que os podría interesar algunas ideas a la hora de desarrollar…

 ¡Vuestro propio guión de teatro!

escribir guion para niños

En efecto, quisiera enfocar este artículo a despertar vuestra curiosidad y os animéis a llevar a cabo vuestro propio guión de teatro, ofreciendo unos pequeños consejos sobre cómo empezar a desarrollarlo de la forma más correcta posible y, añadiendo alguna idea acerca de la temática sobre la que podéis empezar a crearlo, por si este frío os mantiene la mente un poco espesa. Por supuesto, si no te gusta ninguna de las ideas que os daremos, siempre puedes llevar a cabo la tuya propia, ya sabéis, ¡trabajar en nuestra creatividad es importantísimo!

 

Antes de empezar, cabe recordar que no existe una fórmula exacta para llevar a cabo el desarrollo de un guión, esto quiere decir que cada autor crea o encuentra su propio sistema. Por otra parte, la práctica hace al maestro, es decir, cuanto más tiempo dediques a este arte, mayor experiencia obtendrás, lo que supondrá en mayor o menor medida un incremento en vuestra facilidad a la hora de superar los diversos obstáculos que la creación de un guión pueda presentar. Dicho esto…

¡Manos a la obra!

 

guion para títeres
Títeres de la Obra de Don Mendo (El Espejo Negro)

Lo principal a la hora de ponernos en el punto inicial para crear nuestro propio guión es enfocarlo hacia una temática concreta. Por ejemplo, una temática muy atractiva para interpretar nuestro guión con títeres podría ser la búsqueda de un tesoro por parte de nuestra tripulación pirata, una conspiración en la Corte contra algún rey medieval, o el asalto a un tren por parte de unos bandidos del lejano Oeste. Todo dependerá del enfoque que quieras ofrecer en tu obra, si prefieres algo más oscuro y cargado de suspense, si prefieres mostrar un corte cómico…

Una vez que hayamos elegido nuestra temática, hemos de pensar en nuestro público; hacia quién va dirigida nuestra obra. Este punto se encuentra estrechamente ligado con el anterior, ya que dependiendo del tipo de público al que se dirija la obra, ciertas temáticas presentarán una mayor viabilidad que otras. Si por ejemplo, tenemos en mente la creación de un guión que gire en torno al suspense, no sería óptimo enfocar este tipo de obras hacia un público infantil, en cambio, sería más oportuno y atractivo para este tipo de público, un guión con personajes jocosos y una historia agradable y directa, que no presente demasiados giros argumentales “difíciles” en su trama, favoreciendo de esta forma su comprensión por parte de los peques.

Ya sabemos a qué tipo de público enfocar nuestra obra, y la temática que llevaremos a cabo. El siguiente paso es crear un punto de partida, o un acontecimiento en torno al que gire todo nuestro guión y, una vez que tengamos esto, debemos dividir nuestra historia por partes. Lo más aconsejable es dividirlo en tres partes: un punto de partida o introducción que nos ponga en situación sobre lo que está sucediendo; un nudo, donde se lleve a cabo la mayor parte de la trama, donde se desarrollan los acontecimientos que llevan a nuestros protagonistas a diversas situaciones; y por último un desenlace, es decir, la resolución del guión, su remate definitivo.

Para crear nuestros personajes, primero debemos tener claro cuántos necesitaremos para que se desarrolle la obra, si necesitamos una tripulación pirata, volviendo al ejemplo que pusimos anteriormente, serían necesarios en torno a tres o cuatro personajes, el capitán del navío y sus dos o tres fieles bucaneros. La cantidad de personajes en realidad va ligada a la densidad que cada autor quiera otorgar a su obra. Como este será nuestro primer guión, lo mejor es que no creemos demasiados personajes, de esa forma no nos saturaremos. Debemos tener claros algunos aspectos de la personalidad de nuestros personajes, en especial del que será nuestro protagonista, saber cómo piensa o cómo habla ayudará en gran medida no solo a su posterior interpretación, sino también durante la fase de creación de los diálogos, o a las distintas interacciones que nuestros personajes efectuarán entre ellos. En nuestra plataforma podréis encontrar un tutorial fantástico sobre cómo interpretar a un verdadero bucanero, os recomiendo encarecidamente que le echéis un vistazo, puede ser un punto de partida genial para establecer algunas de las peculiaridades que hagan que vuestro personaje destaque. Otra posibilidad puede ser añadir a vuestros personajes diversas características del carácter de personas que conozcáis: un amigo, un vecino, un primo…

teatros de títeres infantiles
Títeres de la Obra de Don Mendo (El Espejo Negro)

Por último y antes de pasar a la escenografía de vuestra obra, es importante que el vocabulario del guión se adapte al tipo de público al que queréis enfocar vuestra obra, utilizando un lenguaje más o menos rebuscado dependiendo de hacia quién va dirigida la obra. Si se trata de nuestro primer guión, es aconsejable el uso de un lenguaje no demasiado difícil, intentad que los diálogos fluyan solos y brillen por su naturalidad, veréis que os resulta más fácil redactarlos. Ya dejaremos los retos para el futuro, de momento no os preocupéis demasiado, es mejor empezar despacito y con buena letra, ¡nunca mejor dicho!

Cuando llevamos a cabo el desarrollo de nuestro guión, una parte importante es la escenografía para su posterior interpretación, es decir, los decorados que necesitaremos en nuestra obra, esta es probablemente y a mi parecer, con diferencia la parte más difícil de todo el proceso. Normalmente los directores de cine o dramaturgos suelen disponer de un presupuesto que les permite incluir distintas escenografías para sus pelis u obras teatrales, nosotros tendremos que ingeniárnoslas para tratar de que la mayor parte de los acontecimientos de nuestro guión se desarrollen en pocos lugares, de esta forma evitaremos tener que gastar mucho tiempo en crear nuestros propios decorados o invertir demasiado dinero en ellos. Si os pareció buena la idea de los piratas que buscan el tesoro, podríais contar con tres escenarios distintos, un barco, una playa donde desembarcan al llegar a la isla del tesoro y una selva donde finalmente lo encuentran. Si por ejemplo os pareció mejor idea la del rey medieval, estaría bien contar con un prado donde visualicemos un castillo de fondo, otra escenografía del propio salón del trono, dentro del castillo, y otra quizás de los aposentos del rey. Estas solo son pequeñas ideas que os sugiero, pero recuerda que eres tú el dueño de tu propio guión, y puedes dar rienda suelta a tu imaginación y creatividad, ¡ninguna idea es mala!

Para terminar este pequeño tutorial, es necesario que repasemos nuestro guión una vez finalizado en busca de posibles fallos que hayamos cometido a la hora de elaborarlo, ya sea algún pequeño fallo en el argumento, o si hemos redactado mal alguno de sus diálogos, que todo intente ser lo más lógico y coherente posible.

Espero que este breve tutorial sobre cómo crear vuestro propio guión de teatro con títeres os haya resultado tan interesante como útil, que haya despertado en vosotros ese gusanillo de dramaturgo que todos llevamos dentro, y por supuesto, que os animéis a elaborar vuestro propio guión de teatro. ¡Es una experiencia inolvidable!

 

¡Un abrazo enorme!

 

Autor del Post

Colaborador de BoconeS.com . Licenciado en Humanidades . Blogger

Hola, mi nombre es Jesús Díaz y me encargo de la corrección de textos y de la creación de algunas publicaciones del Blog de BoconeS.com También participo en los eventos y mercados ocasionalmente.